08 marzo 2011

casa nuestra



Mi casa es tu casa.
Mi cuerpo es tu cuerpo.
Nos fundimos, mezclamos, diluimos, entrelazamos. (Y ya sé que no te gusta pringarte).

Podemos poner un cuadro en la pared y más tarde torcerlo.
Podemos sacar una foto y armar un álbum.
Podemos cocinar y desobedecer la receta por improvisar.
Podemos hacer un plan, cancelarlo, repensarlo y quedarnos en casa a ver una peli.

Tu casa es mi casa.
Y ya voy a aprender a hacer la cama y te voy a enseñar a desordenarla un poco.

1 comentario:

M.J. Parker dijo...

mi casa es tu casa, mi cuerpo es tu cuerpo (mi muro es tu muro??) Y aunque no me gusta pringarme, por ti incluso compro nata de vez en cuando!